El paso de Larissa por la formación

Nuestra amiga Larissa Morón (Barranquilla – Colombia) finalizó su formación online en agosto de este año. Este es el testimonio que nos deja, un relato profundo, contundente  y resonante. ¡Gracias Lari! ¡Gracias por seguir aquí, con nosotros!

El sonido de los árboles al soplar el viento, ver las hojas caer en una sincronización única, el canto de los pájaros, el ruido de un avión pasando, el silencio de esta habitación, la fría brisa, el sonido de un mensaje de WhatsApp entrando, el trinar de los pájaros a las seis de la tarde de un domingo. Eso es la vida, en su danza , en su fluir en su ir y venir y sigue así, desde la nada, desde el todo.

Este podría ser el resumen de lo que la formación en transpersonal me ha recordado, me ha traído a lo esencial a lo básico, a lo que es la vida en sí, a ver que esta existencia es para el disfrute al conectar con nuestro ser interior, conectar con ese ser interior no desde el dogmatismo, sino desde el sentir de la vida misma vida fluyendo.

He entendido la importancia del proceso de la sutilización de la conciencia respetando el ritmo del otro, a través de las lecturas que le permitan abrirse y generar los espacios reflexivos que nos generan una paz y a la vez una inquietud por conocer o más bien acceder a esa sabiduría interior , donde nos conectamos con el dharma.

En mi experiencia personal, puedo agregar que cada módulo se iba encadenando con un evento de mi vida personal, especialmente aquellos últimos en donde E. Tolle fue el centro, llevando el diálogo sobre el propósito externo y el propósito interno. Cada lectura era una confirmación de las decisiones a tomar como si todo estuviera tejido de modo predeterminado. Estos eventos me llevaron a comprender en mayor profundidad, cómo opera la Resonancia Empática Transpersonal (RET), que está allí, de manera sutil, en todo lo que nos rodea.

En cada uno de estos módulos y en las tutorías online se iban aclarando aspectos que, podría llegar a decir, son de carácter universal, así como las realidades que de una y otra forma hemos construido de manera conjunta, y las representamos a través de estos personajes como una puesta teatral donde cada uno desempeña un papel con sus renglones dramáticos.

Por medio de la formación en psicología transpersonal, a través del papel del observador puedo ver mi drama, mi pensamiento quien crea todo un guión y ver la historia que me estoy contando, desde donde me la cuento, qué personajes secundarios la refuerzan, mi entorno, mi cultura, mi familia etc.

Más que una formación para ver cómo ayudo al otro, es una transición hacia otro estado del ser, a despertar al maestro interior, a expandir la percepción de la consciencia , a través de la meditación, de la consciencia del momento presente, en el aquí y el ahora, donde residen todas las posibilidades, donde al sanarme a mí misma se sana el otro, al conectar con el otro que no es más que yo, por física cuántica.

Este es solo un paso, que me lleva a ver la verdad,esa que creo Jesús se refería al decir: La verdad los hará libres…libre del drama, de la ilusión. Es un camino que continúa, un proceso de nunca acabar, y así, como dice Antonio Machado en su poema: Caminante no hay camino, se hace camino al andar.

Anuncios

R.A.I.N., un método de autoindagación basado en mindfulness: nuestro compartir en Bogotá.

dav

 

Compartir con más personas, es un verdadero presente. Así lo vivimos en el taller que realizamos en Bogotá, el 23 de agosto. Un día para abrirnos al momento presente, sin juzgar, descubriendo que el mindfulness, además de una práctica, es esa actitud amorosa, desprendida y curiosa, con la que nos aproximamos a nosotras-os mismas-os, sin juzgarnos, investigando nuestras creencias, nuestra mirada distorsionada de la realidad, para descubrir la ilusión que nos limita y, permitir que emerja ese ser ilimitado que se quiere expresar aquí y ahora.

R-econocerse: darnos cuenta de que algo nos impide vivir con armonía y equilibrio este momento.

A- ceptar: Lo que hay, nuestro estado emocional, por difícil que sea; nuestros pensamientos, por aturdidores que nos resulten; nuestro cuerpo, por doloroso que nos parezca y, la realidad de este momento tal y como ocurre.

I-ndagar: Desde la aceptación y la compasión, animarnos a hacernos las preguntas que abran nuestro interrogante, que nos conduzcan a ver, a comprender qué está ocurriendo, cuál es la percepción desde la cual estamos valorando este momento, qué automatismos de nuestra psique están activos… preguntar y abrirnos a esa mirada comprensiva hacia nosotros mismos y hacia la realidad.

N-o identificarse: Un proceso que ocurre de forma natural, cuando dejamos de estar enfocadas-os en las circunstancias difíciles y nos enfocamos en esa parte de nosotros que es consciente de este momento y que no valora ni evalúa. Ya no somos el personaje de nuestra película particular, sino el observador.

Al finalizar el evento no sólo teníamos una herramienta práctica de autoconocimiento, contábamos con una mirada más integradora, amorosa y consciente de nosotras mismas y, por ende, de todos los demás.

Estamos seguras de que tarde o temprano volveremos a Bogotá, a Colombia, a continuar con nuestro objetivo de promover espacios nutritivos de expansión de la consciencia y compatirlos con muchas más personas.

¡Gracias chicas, y hasta pronto!

Tres personas ya han terminado la formación en Psicología y Psicoterapia Transpersonal online con nosotr@s.

En octubre de 2014 comenzábamos lo que ahora finaliza para tres de nuestras alumnas. Ha sido una experiencia profundamente enriquecedora para nosotr@s. Hemos aprendido a construir un vínculo estable y nutritivo online, con los módulos de la formación como telón de fondo de una relación de acompañamiento y crecimiento mutuos. Gracias a Ana, a Cristina y a Rebeca por su confianza y su presencia constante. Estamos segur@s de que continuarán esta senda de entrega, servicio, transformación y expansión de la Conciencia, acompañando a muchas personas que soliciten su ayuda.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El retiro de fin de semana, que marcó la culminación del proceso para Rebeca y Cristina, fue una oportunidad para conocernos personalmente, sentirnos y continuar fluyendo desde la Presencia.

Estos son los testimonios que nos dejaron Cristina y Rebeca después de su experiencia:

Gracias a la Escuela de la AIPPT por todos estos meses que me han aportado una gran apertura, una gran transformación y un cambio enorme de perspectiva. Gracias en particular a Ramón Rosaleny y a Luz Victoria Arango, con los que he tenido la gran oportunidad de aprender y que me han acompañado en este proceso tan maravilloso. Ha sido un regalo muy preciado el haber sido vuestra alumna. Espero veros de nuevo pronto y seguir compartiendo experiencias y descubriendo cosas. Un cálido abrazo desde Valladolid. (Rebeca Rodríguez. Valladolid)

 El curso de formación de Psicología Transpersonal trabaja aspectos para que la persona expanda su conciencia y alcance un grado de madurez y autonomía a la hora de gestionar su vida de manera más independiente y libre.
El curso en sí ha terminado con un retiro de fin de semana en Mas de Noguera (Castellón) dirigido por los formadores Luz y Ramón, psicóloga y terapeuta Transpersonal respectivamente. Dos días y medio intensos en comunicación con tu ser interior a través de ejercicios de yoga, meditaciones y charlas que invitan a la reflexión y profundización en el autoconocimiento.
El hecho de haber sido un grupo reducido de personas y el estar en un paraje natural con magia aportan características únicas al encuentro.
Gracias Ramón y Luz por guiarnos y apoyarnos a lo largo del curso y por elaborar un retiro tan especial.
Solo espero que la formación no acabe aquí y que sigamos, ofreciéndonos más oportunidades para crecer.
Gracias por todo, Luz y Ramón. (Cristina Pérez Arraiza. Pamplona)

Gracias además a todas las personas que continúan formándose con nosotr@s, por la confianza que nos dan y por todo el esmero que ponen en transitar la vía Transpersonal para su mayor bien y el de todos los seres. Entre todas y todos, hacéis esta formación más fuerte, más grande, más consciente.

La AIPPT difunde la vía transpersonal como recurso de intervención social

1453357_366621213501966_67679544195076514_n

El pasado 19 de septiembre, realizamos una conferencia titulada “UNA APROXIMACIÓN A LA PSICOLOGÍA TRANSPERSONAL Y A SUS APLICACIONES EN LA PRÁCTICA PSICOTERAPÉUTICA Y EN ¿LA INTERVENCIÓN SOCIAL?”, en el marco del CONGRESO INTERNACIONAL : “ANÁLISIS E INTERVENCIÓN SOCIAL EN EL MARCO DE LA GLOBALIZACION” organizado por la Facultad de Trabajo Social, Sociología y Psicología de la UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE TLAXCALA (México). Al rededor de 70 personas se dieron cita en la sala habilitada para el encuentro. Gran parte de ell@s son estudiantes de la facultad organizadora. También había algun@s profesor@s  y profesionales en activo.

Es el primer intento formal y académico que hacemos de fusionar la psicología transpersonal con la intervención social, por lo que ha supuesto un reto. Un reto que iba tomando forma y afianzándose con cada palabra que compartíamos. Lo transpersonal supone una nueva forma de entender y practicar la psicoterapia y la intervención social en particular, y la vida en general, por lo que cuando se toma contacto, suele “descolocar” o “remover”. Y eso es un síntoma de que se ha escuchado con cierta atención. Al final de la conferencia hubo varias reflexiones y preguntas.  Si te interesa leer la ponencia, aquí la tienes: Una aproximación a la Psicología y la Psicoterapia Transpersonal y ¿a sus aplicaciones en la intervención social?

Como el buen vino, el conocimiento se convierte en sabiduría, cuando lo dejamos reposar un tiempo en las barricas de roble de nuestra experiencia. Es a partir de verificarlo en nuestras carnes cuando se logra un gran reserva. Un darse cuenta que maravilla y asombra el paladar de nuestra conciencia y embellece para siempre el devenir de nuestra existencia.

Este es el inicio de un nuevo camino en el que pretendemos difundir una nueva -vieja forma de ayudarnos entre los seres humanos y relacionarnos con el entorno.

Otro paso en esta misma vía, es el curso-taller de 10 sesiones titulado “Atención plena para una vida plena”, y que va dirigido a un grupo de 15 personas que participan en el programa de Empleo Social de un ayuntamiento de Navarra. Se trata de un proyecto piloto en el que pretendemos acercar los aportes de lo transpersonal a la intervención social, con personas desfavorecidas por el contexto socio económico. Pronto daremos más detalles sobre esta actividad y sus alcances en las personas participan de ella.

TESTIMONIOS: Ayuda transpersonal a una amiga en un momento difícil

Este es el relato de Miguel, un alumno de la Formación presencial. En él nos comparte cómo puede acompañar de una forma profunda y transformadora a una amiga suya, para permitir que en ella se expanda la conciencia ante una situación vital difícil:

Recibo un whatsapp de Belén, una muy buena amiga que dice: “Miguel, S.O.S, estoy fatal. Ahora no puedo hablar. Mañana puedes quedar?”
 
Entonces iniciamos una breve correspondencia de mensajes, donde me dice que no puede hablar en ese momento pues está al lado de Pedro, su marido, quién también está fatal y no quiere que éste se entere de que ella está mal por verle a él así. Belén dice textualmente “estoy llegando al límite”.
 
Pedro, es médico y tiene guardia el viernes noche así que Belén le dice que se viene a mi casa a cenar y que se quedará a dormir.
 
El viernes por la tarde Belén acude a mi casa con la cara desencajada y con un nudo en la garganta me cuenta su preocupación.
 
Pedro es 13 años mayor que Belén, cirujano pediátrico, separado y con 3 hijos de 20, 17 y 14 años, quiénes viven con la madre excepto fines de semana alternos y vacaciones que están con Pedro y Belén.
En su separación, su hijo pequeño apenas tenía 2 años. Desde entonces Pedro y su ex mujer se han “comunicado” por escrito y en mayúsculas, o ante un abogado.
 
Belén y Pedro se casan hace unos 4 años, tras otros tantos de noviazgo. Siguen muy enamorados.
Tanto Pedro como su ex, vienen de dos familias con un alto nivel adquisitivo y de “renombre”… y además ella de una saga de cargos jurídicos, que parece ser que influye en la altísima manutención que el juez dictamina que Pedro tenga que pasar a su ex, lo que, por primera vez en su vida, le obliga a tomar conciencia del control de gastos. En años posteriores tuvo que ir apretándose cada vez un poco mas el cinturón, hasta que finalmente con la aparición de los recortes en sanidad por la crisis económica, le llevan al punto de que el mes pasado se queda sin trabajo pese a su intachable trayectoria.
A partir de ese momento, su única fuente de ingreso serán las guardias o sustituciones que le permitan hacer, ya que Belén también se quedó sin trabajo 4 meses antes.
 
Dicho esto, Belén me dice que cada vez que Pedro ha intentado explicar a sus hijos la difícil situación que se les presenta, éstos reaccionan a la defensiva, recriminándole que hace tiempo que vienen “sufriendo” sus recortes en viajes, fiestas, ropa, etc… viendo que al resto de sus amigos les ocurre lo contrario… que es un egoísta y que cuál va a ser el próximo recorte… y que su pobre madre no puede con todo. A ver si se va a pensar que se van a dejar sus estudios y a ponerse a trabajar en un supermercado… “para eso no habernos tenido”…
Pedro no soporta ese egoísmo tan brutal y en sus últimos encuentros también reacciona con reproches cada vez mas subidos de tono.
 
Belén siempre ha intentado mantenerse al margen del problema entre Pedro y su ex, así como de los daños colaterales en sus hijos.
Al mismo tiempo ha hecho grandísimos esfuerzos por esquivar la contaminación que los hijos traían a casa, ejercida por la madre, lo que con el tiempo, ha conseguido que se gane el cariño mas sincero de los hijos, además de traer una paz enorme en la casa que, sin embargo, ahora parecen esfumarse de repente.
 
Mientras Pedro le cuenta a Belén la última bronca mantenida con sus hijos, éste pierde los papeles y grita “son unos egoístas hijos de puta”!!…
 
—-
 
Mientras Belén me iba contando los últimos acontecimientos, en un momento dado rompe a llorar.
Yo con todo el dolor de mi corazón, me contengo en consolarla para no alimentar su drama personal, (salvo que viera que fuera a mas). Pero entonces se repone y continúa hablando.
 
Durante el largo tiempo en el que ella narra la frustración y rabia que siente por la situación que se les avecina, la reacción de los hijos y la actitud de la ex, empiezo a poner en marcha mis mecanismos de análisis y razonamiento para intentar ayudarla.  Empiezo a buscar en mi cabeza pistas aprendidas en psicología transpersonal y me imagino buscando en mis apuntes en busca de pautas.  
Entonces empiezo a sudar y empieza a sonar mi eterna canción… “yo no soy capaz… cómo voy a ayudar yo a alguien si no tengo ni idea… no estoy a la altura… vaya responsabilidad… etc etc…”
 
Y entonces, recuerdo el whatsapp de mi querida Sachita, cuándo le dije que anulaba nuestra cita para atender a Belén. En él, sencillamente me decía “dale tu presencia a tu amiga, para que resuene en ella tu conciencia”.
 
Así que, de repente, me tragué esa pelota que tenía en mi estómago con todos los argumentos que estaba deseoso de vomitar. Argumentos todos con la etiqueta “Yo de ti”… lo que yo haría… tienes que…”   Y dejo de centrar la atención en mi intelecto, para hacerlo en el corazón. Solicito mentalmente ayuda a la conciencia universal y me dejo llevar… y me sale lo siguiente:
 
Le pregunto a Belén si ella le ha transmitido a Pedro, lo preocupada que está por él. Y me dice que no. Que no quiere cargarle con un peso mas.
Y que si Pedro le ha transmitido a sus hijos lo preocupado que está él. Y me dice que no. Que tampoco quiere cargarles con ese peso.
 
Así que le digo que, como todos están anclados a la razón y a la rabia, sin expresar realmente lo que les duele o lo que necesitan, es como si ella estuviera hablando en chino, él en japonés y los hijos en Austrohúngaro…
 
Y que por no enterarse unos de otros, ni Belén ni Pedro están viendo que, mas allá de la percepción individual de cada uno, en la que siempre pensamos que el resto del mundo es el culpable de todo y el que actúa mal, no están viendo que esos hijos son el reflejo de la enajenada madre y también el reflejo de la ausencia de comunicación sincera del Padre, mas allá de querer darles lo mejor en forma material.
Y que Pedro es el reflejo de la comunicación que aprendiera en su familia. Y que incluso la propia madre es el reflejo de lo que ha aprendido en la suya.
Y que todos actúan de la única manera que saben y conocen pensando que es la manera correcta.
 
Así que le pregunto (a pesar de saberlo ya), qué sienten los hijos por su padre y viceversa y si realmente ella siente que son unos hijos de tal…
 
Entonces con los ojos muy abiertos me empieza a mostrar con orgullo que en realidad los hijos admiran a su padre y cómo éste ha aprendido a compartir con ellos ya como proyectos de adultos y sobretodo disfrutando.
Yo le recuerdo que los hijos han recibido de sus padres TODO en esta vida, o al menos TODO lo material… y que si les han estado hablando toda la vida en chino, hay tener en cuenta que de la noche a la mañana no van a entender que se les quite ese TODO MATERIAL para empezar a hablarles en Japonés. Y que por eso hay que enseñarles…
Pero para que sean receptivos a entender el japonés, antes Pedro tiene que compartir con ellos lo que siente, es decir, su miedo y decirles que necesita su apoyo. De hecho, le digo que, quizás lo mejor que podría pasarle, es que se derrumbara delante de sus hijos y así éstos borraran la figura fuerte e inexpugnable de su padre, para ver a su PADRE ser querido y sintiente.
 
A partir de este momento, Belén cesa de hablar mal de unos y de otros, para empezar a hablar bien. De lo orgullosa que están los dos de cómo los hijos han aceptado a Belén y de los buenos chicos que son pese a todo y no para de hablar, aunque ahora es para elogiarlos a ellos y a su marido.
 
Belén habló largo y tendido con Pedro y consiguió (no sin poco esfuerzo) que éste se olvidara de los razonamientos y las culpabilidades, para hablar desde el sentimiento.
 
Dos días mas tarde, tenía lugar la reunión en la que, como Pedro había previsto la semana anterior, se reunía con sus hijos para explicarles que, por primera vez, no iba a poder pasarle la pensión a su madre, pues ni siquiera sabía cómo pagar la hipoteca y llegar a fin de mes. Que seguramente tengan que cambiarse de casa, sabiendo que ellos adoran esa casa y que por supuesto no va a poder pagarles absolutamente nada de lo que hasta ese momento para los hijos son necesidades básicas y para el padre (y para el resto del mundo) caprichos innecesarios, etc…
 
Los hijos acudieron a esa cita armados hasta los dientes, con sus argumentos fuertes e hirientes, alimentados de nuevo por el rencor y la incomprensión de la madre, quién sigue adoptando el papel de víctima y esposa abandonada.
 
Pero para sorpresa de Pedro, cuándo éstos empezaron a cargar sus armas, éste empezó transmitiéndoles el miedo que tenía y que no sabía lo que iba a pasar y que por eso necesitaba su apoyo. Necesitaba que estuvieran juntos en esto, por que sino, no lo iba a soportar…
Pero aunque se lo dijo con palabras que salía de su boca, en realidad se lo estaba diciendo desde el corazón.
Y de repente, notó como todas las armas caían al suelo y todo dio un giro de 360 grados que recondujo el problema hacia una conversación. Hacia un compartir. Hacia un sentir. Pues los hijos por primera vez, habían sentido las ondas que salían del corazón de su padre y no las que salían desde su cerebro.
—-
 
El problema no ha acabado. El problema está ahí y continúa. Pero Pedro siente que si tiene el apoyo sincero de sus hijos, saldrán de uno u otro modo…
 
—-
 
Y yo… Yo sigo dando gracias al cielo por haberme aportado ese punto de cordura emocional, ayudándome a desactivar la mente y activar el corazón.
De repente he aprendido el significado de “transpersonal”.
Y aunque supongo que seguiré arrastrando miedos y dudas, ahora sé que, si sigo constante con la meditación, si confío y le pongo la intención, vendrá ese halo de luz en el momento necesitado.
 
Muchas gracias
Miguel

 

Más sobre la Psicología Transpersonal

meditación1

Si has llegado a este blog, tal vez sea porque has tenido algún contacto con este enfoque terapéutico y sobre todo, con esta forma de estar en el mundo. Pero si estás interesad@ en profundizar un poco más, te invitamos a que visites estos textos que tenemos alojados en nuestras webs. Esperamos que continúe resonando en tu corazón ese propósito interior que todos tenemos de despertar de nuestro sueño egótico y de brindar nuestro servicio al mundo. Siéntete libre de emplear este material, siempre que cites a sus autores y el URL correspondiente. ¡Feliz y reposada lectura!

Sobre la Psicología Transpersonal I

Cuando un individuo tras un proceso psicoterapéutico logra revertir los síntomas específicos que le llevaron a la terapia  y su vida  puede considerarse “estabilizada en la normalidad” con frecuencia se acepta que la terapia ha cumplido su función.

Esta supresión sintomática, generalmente beneficiosa, (por lo menos a corto plazo) es considerada por la psicología transpersonal como, (en el mejor de los casos) la mitad del camino hacia el pleno desarrollo de las posibilidades humanas, ya que esta psicología parte del hecho científico de que tal como el ser humano evoluciono desde  formas  de  vida  simples hasta desarrollar su conciencia actual, este proceso evolutivo continua hoy, y el siguiente nivel de desarrollo de la conciencia (nivel que denominamos Supraconciencia o Conciencia Transpersonal) no solo es la única vía posible a la total plenitud, sino que se considera que esta necesidad que tiene la conciencia  de continuar evolucionando se  expresa de un modo tan potente que llega a ser compulsivo, y esta misma necesidad es a veces responsable  del  sufrimiento que los seres humanos experimentamos si nuestro proceso evolutivo esta bloqueado, aunque hayamos conseguido fama, poder, “tengamos todo lo que una persona pueda querer”, etc.  (En los hoteles de 5 estrellas se suicida mas gente que en la totalidad de los demás).

Por esto la psicología transpersonal busca “desbloquear” este proceso y proporcionar las herramientas para una evolución que pasa necesariamente por la trascendencia de un ego que siendo imprescindible inicialmente para permitir al niño el construir una identidad adulta y adaptarse a la realidad, es posteriormente en sus adicciones, apegos, temores, prejuicios, etc., un obstáculo para el acceso a la experiencia Supraconciente. (Leer más)

Sobre la Psicología Transpersonal II:

Una terapia verdaderamente transpersonal (que será solo posible si el terapeuta es un verdadero practicante de la vía transpersonal) se focalizará en la promoción y aceleración del proceso evolutivo natural de la conciencia del cliente a través de la expansión y sutilización de ésta, y, en la medida que ésta terapia avance (si se realiza correctamente) el cliente experimentara, cada vez más claramente, que tanto sus sufrimientos y conflictos actuales (surgidos principalmente a consecuencia de un ego ilusorio que sufre buscando inútilmente “seguridad” en cosas y logros externos) como su insatisfacción general (provocada por su imperfección, sentimientos de incompletud, etc.) son nimiedades comparadas con las infinitas posibilidades que ya comienza a experimentar y actualizar.

De este modo, al disminuir la identificación con su melodrama interno, el cliente experimenta una serenidad desconocida por él hasta entonces y una “abundancia” de motivación positiva que en virtud de precisas leyes evolutivas se transforma inexorablemente en simpatía-empatía hacia todos los seres sintientes (compasión) y del mismo modo que la conciencia de vigilia “normal” se ve acompañada inevitablemente de pensamiento compulsivo alrededor de temas relacionados con los deseos, los miedos, etc., el desplazamiento de los intereses personales del cliente desde su ego hacia valores superiores como la compasión, la verdad, la creatividad, etc. marca el comienzo de una serie de cambios revolucionarios que constituyen el amanecer del siguiente peldaño de la evolución de la vida, la Supraconciencia. (Leer más)

Trascendiendo Nuestro Drama Personal:

Esta es la revolución. Al final, la ciencia en general y la psicología en particular, han descubierto que los marcos de referencia con los cuales se ha identificado esta cultura no son adecuados, no nos hacen felices y descubre que los postulados de la sabiduría milenaria de Oriente encierran elementos útiles que nos presentan, no un personaje racional y dirigido al éxito, sino un personaje unido con el Todo, en paz consigo mismo y con lo que le rodea, sabio, compasivo y, en última instancia, feliz, que habita en un universo interconectado, dinámico, holista y relativo. (Leer más)

Identidad, Conflicto y Evolución:

El Ser Espiritual que albergamos es libre e infinito, pero el ser humano se limita. Es necesario que también aprendamos a liberarnos de esas limitaciones y de los apegos que la mente crea y para ello se requiere cambiar el modo en que nos vemos a nosotros mismos y dejar de aferrarnos (apegarnos) a las vivencias, situaciones, personas, objetos….a la vida en sí. Es decir, la apertura y liberación consiste en soltar nuestra historia-drama y dejar de generar resistencias que nos atrapan en el dolor emocional, produciendo gran desequilibrio interior. (Leer más)

Autosinceridad Iluminativa:

La clave absoluta para que los errores se transformen en evolución es el no permitir el autoengaño. En muchas ocasiones, (si no nos engañamos a nosotros mismos), sabemos intuitivamente cuál es la mejor opción ante una situación, pero el conocer la mejor opción no significa que siempre queramos o podamos realizarla,. Pues bien, si conociendo la mejor opción realizamos una peor, pero lo hacemos concientemente, esto es muy preferible al autoengaño, ya que las consecuencias que siempre tienen todos los actos permitirán que cada elección se transforme en una lección, y así nuestra claridad mental y nuestra sabiduría saldrán fortalecidas de la experiencia. (Leer más)

Confía Siempre en tu Intuición:

Todos poseemos intuición y todos la hemos usado en muchísimas ocasiones, pero como se trata de un “sentido” (siempre se le ha llamado el sexto sentido) de una sutileza cualitativamente diferente a todo lo que conocemos actualmente, resulta muy difícil conectar con ella cuando nuestra mente está “afiebrada” (que es el estado “normal” de la mente en su actual estadío evolutivo). Por ejemplo, cuando queremos forzar a la realidad, o cuando estamos manipulando a las personas, o cuando queremos autoengañamos para no ver lo que es, o cuando estamos obsesionados con nuestro melodrama personal, etc., nuestra mente bulle tan febrilmente que es muy difícil escuchar la sutil voz de la intuición, pero cuando estamos en paz, aceptando lo que es y cuando la cuestión de la ganancia y la pérdida no consume nuestro corazón, no sólo es muy fácil conectar con nuestra intuición sino que ésta se vuelve asombrosamente obvia. (Leer más)

¿Por qué se Prescribe la Meditación en Psicoterapia Transpersonal?:

Cuando una persona aprende a alinearse, y esto es lo que es la meditación, una herramienta para alinearnos con el constante flujo de la vida, la figura del terapeuta transpersonal pasa a ser la de un acompañante que anima el proceso interno del paciente, que lo alienta a que siga explorando y que le da la confianza que necesita en un primer momento, para aprender a caminar solo, en su proceso evolutivo hacia la Consciencia. El contexto de nuestra terapia favorece la interiorización y la reidentificación de la persona, conectando con una parte más sabia, más consciente de sí misma. Cuando evidenciamos que ese proceso ya se ha dado, cuando el paciente es capaz de reconocer en sí mismo ese ser sabio, consciente, fluido, vital, trascendente que Es y confía en él; cuando la terapia se transforma en un rico diálogo de consciencias, es momento de cerrar el proceso, para que esa persona continúe su camino evolutivo de la mejor manera posible, para su propio bien y el de todos los seres. (Leer más)

La naturaleza del ego:

El Ego: Tal vez sea uno de los términos más empleados en nuestro enfoque terapéutico. Si nos ocupamos de aquellos aspectos psicológicos que trascienden el ego, esto quiere decir que asumimos que el núcleo de nuestros males está en esta entidad psíquica. ¿Pero realmente conocemos qué queremos decir cuando decimos ego? ¿Qué estamos describiendo? ¿Es un concepto, una entidad, una energía, una parte atrofiada de nosotros mismos? ¿Es algo que tenemos que extirpar, erradicar o por el contrario, algo que debemos integrar y trascender si queremos seguir evolucionando? ¿No es esta ilusión -que seremos más evolucionados que el resto de los mortales- una treta más de nuestro ego por autopreservarse? De cualquier modo, nuestro proceso evolutivo nos va mostrando que nuestro ego es nuestro, pero nosotros no somos ese ego. (Leer más)

La oportunidad está en tus manos, a un “click”

                         felicidad blog

Si eres como la mayoría de las personas, tu vida será cada vez más compleja y su ritmo se habrá acelerado. Mientras pasas a toda prisa de un acto o tarea a otro, es muy probable que te veas bombardead@ por “armas de distracción masiva” que te obligan a desviarte de tu camino, incluso mientras te esfuerzas con diligencia por mantener el equilibrio. Entre el sonido de tu teléfono móvil, el correo electrónico, el Facebook, la ausencia o el exceso de trabajo, los deberes de l@s niñ@s, el viaje de vacaciones, los 180 canales de televisión y la atención de otras cuestiones básicas, puedes encontrarte solo rozando la superficie de tu vida. En este punto, es fácil pasar apresuradamente de una cosa a otra, sustituyendo actividades realmente renovadoras por placeres más efímeros y embotadores. Estas muchas demandas de tu tiempo pueden obligarte a tomar decisiones difíciles. Puedes verte concediendo prioridad a obligaciones que no se pueden evitar y relegando actividades significativas al final de tu lista de tareas pendientes. En consecuencia, gran parte de tu tiempo puedes sentirte estresad@, agotad@ o abrumad@.

También puede que sientas una sensación de inquietud, aburrimiento o sinsentido. Puede que ya no realices actividades que antes te reportaban una sensación de profundo bienestar. También es posible que tu creciente sensibilidad te haga sentir una gran impotencia por observar cómo crecen las calamidades que acechan al mundo (guerras, desigualdad, pobreza, explotación de recursos naturales, etc…). Puedes incluso sentirte desconectad@ del mundo o tener dificultades para encontrar tu lugar en él. Tal vez quieras escaparte a una vida más rica y plena, pero no has decidido y no sabes todavía como.

O tal vez has llegado a un punto de equilibrio y abundancia relativos en tu vida, y ahora quieres integrar tus visiones y transformaciones de forma más plena en tus relaciones, tu trabajo y tus actividades creativas. Tal vez preveas que cuando vivas desde un lugar de mayor profundidad, las raíces y los frutos de tu vida generarán ese abono que nutre a los demás. Tal vez desees crear una vida que te permita contribuir al bienestar de tu comunidad de un modo que esté en consonancia con tus talentos, afinidades, recursos interiores y naturaleza más auténtica.

Al margen de cuál de estos impulsos puedas sentir con mayor intensidad (podría ser un poquito de cada uno), es probable que puedas identificar dentro de tí mism@ el deseo de vivir más profundamente. En este caso, querid@ lector/a no estás sol@. Son muchas las personas (millones) que sienten la emergencia de esa “nueva conciencia”, como la denomina Eckhart Tolle, y que están experimentando ya en su interior la descomposición de los viejos patrones mentales que son la fuente de nuestro sufrimiento. Quienes hemos iniciado este camino buscamos, consciente o inconscientemente, una herramienta práctica que nos ayude a dar ese salto al que nos vemos empujad@s (o atraíd@s) por la dinámica incuestionable de la evolución psicológica de la humanidad. Una dinámica en la que la propia tensión producida por el ritmo vertiginoso, por la desorientación vital y por la ausencia de sentido, constituye la principal fuente de energía que nos impulsa a expandir nuestra conciencia.

La buena noticia: la oportunidad de transformar la vida está a nuestro alcance en cada momento de cada día, hay un número infinito de posibilidades para vivir profundamente. La posible noticia desalentadora: vivir profundamente puede exigir nada menos que una transformación completa de la manera en que vemos el mundo y nuestro lugar en él.

La Psicología y la Psicoterapia Transpersonal entretejen los rigores de la perspectiva científica más vanguardista con la sabiduría profunda de las tradiciones del mundo y describe y ofrece un amplio espectro de tecnologías y técnicas mediante las cuales podemos acelerar la evolución de la conciencia en nosotr@s mism@s y en los demás y encontrar nuevas respuestas a las antiquísimas preguntas “¿Quién soy?” y “¿qué soy capaz de ser”?

No nos engañemos más, el único lugar en donde reina la paz y habita el misterio es en el centro de nosotr@s mism@s. Sólo acallando la mente es posible encontrar la salida del laberinto. Sólo renunciando a la locura (tan contagiosa y extendida) de pensar que la solución se encuentra fuera o lejos de un@ mism@, llegaremos a descubrir dónde se esconden la felicidad y la abundancia ilimitadas que son consustanciales a la vida. En nuestra ignorancia la buscábamos por doquier, a lo largo y ancho del amplio mundo, en el pasado y en el futuro, sin darnos cuenta de que siempre habían estado aquí y ahora, en el fondo inexplorado de nosotr@s mism@s.

En este marco, la formación transpersonal on-line nace con el afán de proporcionar una guía práctica y acompañamiento para todas aquellas personas que buscan su camino entre la niebla de este mundo cambiante y en crisis permanente. Hemos tratado de sacar a la luz los elementos comunes de diversas prácticas y descifrar las vías que llevan a la expansión de la conciencia de quienes así lo sientan. Deseamos que esta formación contribuya a promover la comprensión profunda de la realidad, la trasformación de la conciencia y a extender el bienestar, el amor y la paz entre todos los seres humanos.

En fin, en esta formación te animamos a convertirte en el/la científico/a de tu propia experiencia y en el/la cartógrafo/a de tu propio viaje de transformación. La oportunidad está en tus manos, a un “click”. Bienvenid@ a la aventura. Zarpamos en Octubre.